¡Mujer, respeta el espacio de tu marido!

Tal vez las mujeres no somos tan “territoriales” como los hombres y por eso nos es difícil entender lo que para ellos representa y lo que realmente nos exigen cuando nos piden respeto en este campo.

Después de haber entrevistado a decenas de hombres al respecto, puedo darte, amiga que me lees, algunas recomendaciones concretas sobre lo que la mayor parte de los hombres desea (y no muchos se atreven o pueden expresar adecuadamente):

  • Que respetes su territorio dentro de la casa: el televisor, por ejemplo. Él tiene derecho a ver su serie preferida o su partido de fútbol sin ser interrumpido a cada rato.

El desorden de su escritorio y/o de su closet y cajones (a no ser que él te pida que se los ordenes).

  • Sus amigos de antes de casarte con él. Si quiere seguirlos viendo y será una reunión de hombres solamente, confía en él y llega a un acuerdo sobre la frecuencia de estas reuniones. Ni tantas que tú te sientas dejada de lado, ni tan pocas que él se sienta un varón domado.

Cuando él se reúne con sus amigos, tú puedes hacerlo con tus amigas y sentir que están gozando de lo mismo, de la amistad con los pares.

  • Lo que come y cómo lo come (las combinaciones que hace en un plato, la cantidad, etc.). A no ser que esté sumamente subido de peso, obeso, no es tu función controlar cada bocado que se lleva a la boca.

También deberías respetar el desorden que hace en la cocina mientras cocina (si le gusta hacerlo), con tal de que al final deje todo como lo encontró que es lo que a ti te interesa, ¿no?

  • La forma en que se viste para distintas ocasiones. Tus gustos no son los suyos. No compares la forma en que él se viste con la de tus amigos varones del trabajo u otros ambientes. Cuando te enamoraste de él, ya vestía de esa manera. ¿Por qué lo quieres cambiar ahora?

 

  • Su practica de algún deporte o hobby. Si no te interesa acompañarlo, déjalo ir y que se divierta sanamente.
  • No lo bombardees con mensajes de texto y mucho menos llamadas telefónicas cuando está trabajando. Ese es su espacio personal más importante y está tratando de concentrarse y de sacarle provecho al día. Tus constantes mensajes lo interrumpen. No es falta de amor. Es que para él todo tiene su tiempo (¡y su espacio!).
  • No le revises el celular (emails, Messenger u otras redes sociales) a no ser que haya dado señales de infidelidad… si comienzas a imaginarte cosas, cuando no te da ha dado motivo, esa invasión de su privacidad será la peor falta de respeto.

Comments

comments

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart