Donde estaba Dios en la matanza del 14 de febrero?

Los medios de comunicación se están encargando de analizar el perfil psicológico del asesino de 3 profesores y 14 alumnos del colegio de Parkland, Florida, el 14 de febrero del 2018. Su mente enferma eligió precisamente el Dia del Amor y la Amistad para perpetrar tan horrendo crimen.

El tema del control de armas y otras medidas preventivas está en la palestra. Numerosas muestras de solidaridad por parte de la comunidad de Florida del Sur expresan que el dolor es compartido. Pero en realidad nadie sabe lo que se siente cuando un ser amado fallece en manos de un desalmado, hasta que le toca a uno mismo. Como me sucedió a mí el fatídico 22 de julio del 2003 cuando un terrorista asesinó a mi esposo cuando trabajaba en una mina en Ayacucho, Perú, como geólogo de exploraciones. Yo también padecí el shock de la muerte inesperada, de la muerte injusta, de la muerte inexplicable. Y yo también me hice la pregunta que seguramente los familiares de los asesinados aún se están haciendo: ¿Dónde estaba Dios en todo esto?

No le echemos la culpa a Dios de la preeminencia del mal en el mundo. El creador nos dio LIBRE ALBEDRIO. Cada uno de nosotros debe elegir entre el bien y el mal. El asesino de 19 años, Nikolas Cruz, eligió el camino del odio y la violencia. O tal vez lo aprendió en su hogar. Quizá nunca se sintió amado. El rencor, el resentimiento, la amargura y las tinieblas anidaron en su mente.
Se nos dice en el Antiguo Testamento: “En este día pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ustedes, de que les he dado a elegir entre la vida y la muerte, y entre la bendición y la maldición. Escojan, pues, la vida, para que vivan ustedes y sus descendientes;” (Deuteronomio 30:19)

El mal existe como una fuerza creciente en la tierra y muchas de las personas que hoy son consideradas “enfermas mentales” eran calificadas como poseídas por el demonio en los tiempos de Jesús. El Hijo de Dios exorcizó a decenas en su tiempo. ¿Cuántos de los que cometen crímenes planificados con una frialdad patética están poseídos por el enemigo? Por lo menos reconozcamos que el fenómeno de la opresión demoniaca pudiera explicar, en parte, lo dolorosamente inaceptable.
En 1 de Juan 5:19 el apóstol afirma “Sabemos que somos de Dios, y que todo el mundo yace bajo el poder del maligno.”

Por esto el apóstol Pablo nos insta a revestirnos con la armadura de Dios en Efesios 6 “Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes (gobernantes) de este mundo de tinieblas, contra las fuerzas espirituales de maldad…”
El apóstol Juan en el capitulo 12 de su evangelio cita a Jesús quien dijo que cuando llegue el juicio “el príncipe de este mundo será echado fuera.” El príncipe de este mundo es Satanás. Por eso el Hijo de Dios declaro “Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado…; mas ahora mi reino no es de aquí.” (Juan 18:36)

En 2 de Corintios 4:4 Pablo declara “Satanás, quien es el dios de este mundo, ha cegado la mente de los que no creen. Son incapaces de ver la gloriosa luz de la Buena Noticia. No entienden este mensaje acerca de la gloria de Cristo, quien es la imagen exacta de Dios.”
Nuestro papel como cristianos en momentos de tanto dolor es consolar a los que sufren recordándoles la esperanza de la vida eterna y el reencuentro, en el cielo, con nuestros seres amados que fallecieron. Llorar con ellos. Orar por ellos. Pedirles que no pierdan la fe ni la esperanza. Porque Jesús dijo: “”Estas cosas les he hablado para que en Mí tengan paz. En el mundo tienen tribulación; pero confíen, Yo he vencido al mundo.”” (Juan 16:33)

Dónde estaba Dios en la matanza del Día del Amor y la Amistad? Estaba en los 3 profesores que dieron su vida por salvar las de sus alumnos…estaba en medio de los estudiantes que oraban en el peor momento de sus vidas…en cada uno de los padres de familia que levantaban sus ojos al cielo implorando misericordia y,sobre todo y ante todo, estaba en el último latido de los corazones de los adolescentes que pasaron a mejor vida, sí, a mejor vida porque “Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado y nadie ha podido imaginar lo que Dios tiene preparado para aquellos que lo aman…” (1 de Corintios 2:9)

Comments

comments

5 Comentarios

  1. 02/15/2018    

    Gracias Cecilia por compartir el consuelo que se encuentra en las sagradas escrituras. Poco a pco se sanan las heridas, hoy todos estamos con la lagrima a punto de rodar sin control…

    • Cecilia Alegria Cecilia Alegria
      02/15/2018    

      Gracias, mi querida Jeanette, nos ha dolido mucho por la proximidad…Y nos ponemos en el lugar de esas madres e imaginamos la profundidad de su dolor….Pero Dios está allí ofreciendo Su consuelo…es hora de correr a Sus brazos y refugiarnos en EL!

  2. Myriam Matta de García Myriam Matta de García
    02/17/2018    

    Eres única mi querida Cecilia…hermoso mensaje de consuelo!! … Desde pequeñita ( 4to grado primaria) ya se perfilaba tu gran amor a Dios y tu rectitud…fui tu profesora y nunca te olvidaré.

    • Cecilia Alegria Cecilia Alegria
      02/17/2018    

      Gracias, Myriam! Qué alegría reencontrar a una querida profesora después de tanto tiempo!
      Que Dios te bendiga mucho! Abrazos!

      • Cecilia Alegria Cecilia Alegria
        02/17/2018    

        Gracias, Myriam! Qué alegría reencontrar a una querida profesora después de tanto tiempo!
        Que Dios te bendiga mucho! Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart