Dándole una bienvenida ESPIRITUAL al 2020

FELIZ 2020! Un nuevo año, una nueva década, un nuevo comienzo!
Inclusive si el 2019 no fue positivo para ti y mas bien vino cargado de conflictos y vicisitudes, el apóstol Pablo nos recuerda en Filipenses 3:13 que nos olvidemos de lo pasado y que miremos hacia adelante, hacia la meta suprema.


Y este es el día perfecto para pasar la página y comenzar a escribir una historia más optimista, llena de esperanza.
Tampoco importa mucho si el año pasado te fijaste una meta y no la cumpliste….Somos imperfectos, estamos en proceso pero lo fundamental es reconocer que segumos avanzando, aunque sea lento, que ya no somos los mismos, que cambiamos para bien y contentarnos con ello.

Es probable que sepas que para nosotros los cristianos, el gran paso en la vida de un ser humano es recibir a Jesús cono Señor y Salvador personal. Cuando lo hacemos he aquí que todo lo pasado queda sepultado (nuestros pecados, nuestras fallas, nuestros errores) y he aquí que todas las cosas son hechas nuevas. Somos nuevas creaturas, porque aceptamos el reto de dejar de vivir en la carne para pasar a vivir y caminar en el Espíritu.
“Donde está el Espíritu de Dios ,hay libertad” (2 de Corintios 3:17).


Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Rey y Redentor, el hombre viejo muere y nos revestimos de una nueva naturaleza: “la del nuevo hombre, que se va renovando a imagen de Dios, su Creador, para llegar a conocerlo plenamente.” (Colosenses 3:10)
Por esto y mucho más, nuestra META SUPREMA en esta vida y por qué no la máxima meta del 2020 debiera ser llegar a ser santos. La santidad está al alcance de todos. Es el Señor el que nos fortalece y nos guía hacia ella con mano amorosa y firme…. “Está escrito: Sean santos porque Yo soy santo” (1 de Pedro 1:16). La paz interior, el gozo inexplicable y el amor que nunca muere vendrán por añadidura.

Comments

comments

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *