CUANDO LAS COMPARACIONES DETERIORAN TU RELACION

CADA PAREJA CONFORMA UN MUNDO APARTE, una unidad que no puede ser comparada con ninguna otra. La dinámica de la relación es diferente. No hay parejas mejores ni peores. El todo es mayor que la suma de las partes, nos recuerda el concepto de sinergia. La sinergia de cada pareja es diferente.

couple_in_bed_laughing__medium_4x3

Las comparaciones son perjudiciales. Cada ser humano tiene sus virtudes y defectos, una pareja brilla en unas cosas y otras parejas en otras. Jamás debemos compararnos con nadie porque somos únicos e irrepetibles y lo único que conseguiríamos sería dañar nuestra seguridad y amor propio.

Tampoco es bueno que el marido se compare con la esposa o viceversa. Ellos no están juntos para competir. Están juntos para COMPLEMENTARSE: lo que le falta al uno, lo tiene el otro. Esa es la belleza de la creación divina. Y la maravilla de complementarse se ve reflejada en el acto sexual en el matrimonio. No se trata de competir con el otro para ver quién lo hace mejor, se trata de buscar la satisfacción y la felicidad del otro siendo generosos.

couple-talking9

CUANDO SON LOS DEMÁS QUIENES NOS COMPARAN
Otro problema con el que mucha gente se encuentra, es que no son ellos mismos quienes se compararan con los demás, sino que es alguien de su entorno. He escuchado en consulta a personas que se quejan de que la madre de uno de ellos compara su matrimonio con el matrimonio de otro de sus hijos. Una pregunta típica de quien compara es: Por qué no se parecen más a Juan y María?… pero las comparaciones nunca son buenas….Tal vez esa otra pareja está proyectando una fachada y nadie conoce la procesión que va por dentro….

young-couple-fighting-in-public

En realidad, la fachada que damos a los demás es lo de menos. Importa más como nos sentimos por dentro. Si uno se siente bien, no tiene por qué ser como los demás quieren. Debemos aceptarnos y saber que tenemos puntos débiles, pero también poseemos muchas virtudes, individuales y como pareja.
Las comparaciones son perjudiciales, cada cual es como es y lo más importante es tener la capacidad de centrarnos y explotar lo bueno que tengamos, dejando de lado los puntos débiles, o en todo caso, trabajar para mejorarlos, si así lo deseamos nosotros y no porque nadie nos lo diga o exija.

images (2)

CUIDADO CON LAS COMPARACIONES EN EL ÁMBITO SEXUAL
En el caso de los hombres, su comparación se basa en medir mentalmente el nivel de competencia como amante, buscan saber si están dentro del grupo de “los mejores” o de “los peores”. En esta comparación se tiene en cuenta el tamaño del miembro viril, la capacidad amatoria, la duración del acto, entre otros, todo ello pudiendo tener repercusión en inseguridades, miedos e inclusive algún problema sexual. En las mujeres, las comparaciones tienden a ser menores pero también existen, sobre todo cuando las amigas comparten sus vivencias orgásmicas.

couple1jpg_3087799b

Otro punto que trae problemas al matrimonio es la comparación implícita o explícita del actual cónyuge con algún amante anterior. Y hay algunos que se atreven a decirlo en voz alta y con ello destruyen la autoestima de su pareja.

Por esto es importante que a nivel sexual no comparemos a nuestro cónyuge con nadie, sino que entendamos que es único y que cada persona expresa y vive su sexualidad de una forma diferente, y no significa que sea mejor o peor que otras.
Finalmente, hay que considerar el daño que ocasiona la pornografía en materia de comparaciones. Quienes la ven desearían repetir con su cónyuge lo que ven en el material pornográfico y se frustran cuando no lo logran. Por esto, entre otras muchas razones, le debemos decir NO a la pornografía. Un NO, NO rotundo.

couple-hugging-bed

Comments

comments

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart

Escucha uno de sus Shows Radiales