COMO VA LA INTIMIDAD ESPIRITUAL CON TU CÓNYUGE?

En otra edición de mi Blog expliqué que hay 4 tipos de intimidad en el matrimonio: la sexual, la intelectual, la emocional y la espiritual. Sinceramente creo que el desarrollo del último tipo es sustancial para “salvar” la relación cuando una crisis grave la azota, Y es que desde que se unen en matrimonio, los esposos se convierten en una sola carne y con el tiempo, a través del conocimiento mutuo y del desarrollo del amor incondicional, terminan sintiendo que son también una sola alma.

 

Lo que define realmente al matrimonio es el hecho de que un hombre y una mujer dejen la propia vida y se entreguen mutuamente, de un modo total,  formando una nueva unidad, compartiéndolo todo: las finanzas, el techo, la comida, la cama, el tiempo libre, los buenos y los malos momentos y los hijos (de tenerlos).

Y aún más, el matrimonio cristiano es una vocación divina. Dios llama a muchas personas a ese estado de vida para que, por medio de él, se santifiquen. El matrimonio tiene efectos benéficos sobre los cónyuges: les da la gracia necesaria para poder actuar rectamente, y la fortaleza para poder sobrellevar las cargas y sufrimientos que la vida trae consigo.

 Es necesario que los esposos pongan los medios que están de su parte para lograr la santificación: no dejarse llevar por el egoísmo, fomentar el amor entre ellos, vivir la fidelidad conyugal, practicar las virtudes sobrenaturales (fe, esperanza, caridad, prudencia, justicia, fortaleza y templanza), ejercitar las virtudes humanas (humildad, optimismo, sinceridad, generosidad, laboriosidad), amar a Dios y a su prójimo, crear un ambiente familiar en torno al amor cristiano, orar y leer la Biblia y asistir a la iglesia juntos.

Sí podemos lograr la santidad dentro del matrimonio; el requisito es amar CON VERDADERA GENEROSIDAD, SIN EGOÍSMOS. En realidad, se necesitan tres para formar un matrimonio  sólido: un hombre, una mujer y Dios. Y hasta podría decirse que los tres son uno, porque son, realmente, uno en Cristo.

Los 4 Pilares de la Intimidad Espiritual en el matrimonio son:

1) El desarrollo de los Frutos del Espíritu en los dos individualmente y como pareja

(Gálatas 5:22)

2) El constante ejercicio del perdón y la compasión

3) La práctica de la oración y el estudio de la Palabra de Dios y

4) La práctica de la caridad y el amor al prójimo (como pareja).

La práctica de la caridad significa no encerrarse el uno en el otro como si vivieran en una burbuja sino darse la mano y trabajar como equipo en la construcción del Reino de Dios en la tierra.

 Mira este video en Youtube en el que La Dra Amor te explica Las 4 Prácticas que sanarán tu relación

Comments

comments

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart

Escucha uno de sus Shows Radiales